Colecho seguro

El colecho NO es una moda. Desde los inicios de la civilización, el colecho ha sido parte de nuestra cultura mamífera. Es instintivo. UNICEF lo recomienda desde hace ya muchos años, ya que aumenta la duración de la lactancia materna a demanda. Y con ello, previene la muerte súbita en el lactante. También mejora el sueño del bebé al proporcionarle la sensación de seguridad ya que siente a la madre cerca, y dispone del alimento a demanda.

Siempre que colechamos, hay ciertas recomendaciones a tener en cuenta para hacerlo de forma segura:

  • El bebé debe de dormir boca-arriba.
  • El colchón debe ser firme.
  • Evitar colechar en un sofá o superficies blandas.
  • Evitar el uso de almohadas y cojines para el bebé.
  • Evitar abrigarlo en exceso.
  • Habitación ventilada.
  • Asegurarse que el bebé no pueda caerse de la cama ni quedarse en el hueco entre la cama y la pared.
  • Asegurarse que todas las personas que duerman en esa cama sepan de la presencia del bebé.

El colecho NO es seguro en los casos en los que cualquiera de las personas que quieran colechar con el bebé:

  • Fumen, hayan consumido bebida alcohólica, drogas o medicamentos que puedan provocar somnolencia.
  • Estén tan agotados que no crean que se vayan a despertar si el bebé los necesita.
  • Sufren de alguna condición o enfermedad que aumente el riesgo de muerte súbita del lactante.

Para todo lo demás, si lo deseáis… DISFRUTAD DEL COLECHO!!!!!

Deja un comentario